fbpx

20 Abr 2021

La Comisión Europea analiza las mejores estrategias de rehabilitación de 13 países

El análisis destaca la Estrategia Nacional de Pobreza Energética de España, que proporciona mejoras gratuitas de eficiencia energética a los hogares

La Comisión Europea publicó el pasado mes de marzo un análisis preliminar de las estrategias de rehabilitación a largo plazo de 13 Estados miembros, con el objetivo de difundir las buenas prácticas de las políticas y medidas propuestas por los gobiernos nacionales. Entre las buenas prácticas recomendadas, el análisis destaca la estrategia nacional de pobreza energética de España.

En virtud de la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios 2018, todos los países de la UE debían presentar a la Comisión una estrategia de rehabilitación a largo plazo que describiera planes claros para respaldar la transformación de su parque de edificios nacional en un parque de edificios descarbonizado y de alta eficiencia energética para 2050. Algunos de estos elementos se superponen con los planes nacionales integrados de energía y clima (PNIEC), que describen cómo los Estados miembros pretenden alcanzar los objetivos climáticos para 2030.

El documento publicado abarca las estrategias que ya han sido presentadas a la CE, por lo que una vez que todos los países envíen sus estrategias se actualizará el estudio, que también se incluirá en la estrategia Renovation Wave para promover la eficiencia energética.

El análisis de la CE contiene una evaluación general de las diferentes estrategias, enumera las medidas planificadas y analiza cada una por separado siguiendo una plantilla común. Observa, por ejemplo, que los sistemas neerlandés, danés y francés prevén algún tipo de normas mínimas obligatorias de eficiencia energética, mientras que Dinamarca, Austria, Chipre y Estonia tienen la intención de reforzar el sistema de certificados de eficiencia energética.

Con respecto a la pobreza energética, el documento señala la Estrategia Nacional de Pobreza Energética de España, con programa Bono social y el esquema Better Energy Warmer Homes, que proporciona mejoras gratuitas de eficiencia energética a los hogares donde se recibe un pago de bienestar social. En Francia, el Observatorio Nacional de Pobreza Energética (ONPE) monitoriza la pobreza energética mediante un cuadro de mando anual.

Muchos Estados miembros, como Austria, Finlandia, Dinamarca, Irlanda, Francia, Luxemburgo y los Países Bajos, se centran en eliminar gradualmente el uso de carbón y petróleo para la calefacción. Por ejemplo, Francia ha puesto en marcha un conjunto completo de programas de (re)formación en el sector de la construcción, mediante cursos online para expertos, con el objetivo de obtener cualificaciones certificadas. Dinamarca, por su parte, prevé la creación de un centro de conocimientos para el ahorro energético en los edificios, para el sistema de educación y formación profesional.

Buenas prácticas de utilización de fondos

En cuanto al uso de fondos, la CE destaca experiencias como el “acelerador de la rehabilitación” holandés y el “fondo común para el ahorro energético en las industrias” finlandés como ejemplo de esquemas de financiamiento para proyectos de rehabilitación a gran escala de viviendas de alquiler.  También señala las experiencias de Países Bajos, Dinamarca, Austria y Francia en servicios de asesoramiento energético.

Por otro lado, la estrategia Renovation Wave recomienda el uso de incentivos fiscales para fomentar la rehabilitación de edificios. El documento de la CE señala el sistema de deducción de impuestos en Alemania y Dinamarca, y las tasas más bajas de IVA para medidas de ahorro energético en Francia y Chipre, así como para el aislamiento y sus costes de instalación en Países Bajos.


biogeo